Multimets Formación

Just another WordPress.com site

Archivos en la Categoría: Uncategorized

Como organizarse una semana cargada de tareas!!

Vía Thinkwasabi encotramos este post donde nos da cinco consejos para organizarnos una semana cargada de trabajo:

Un lunes al llegar por la mañana, la vuelta de vacaciones o la recta final de un proyecto… con frecuencia nos enfrentamos a semanas apretadas donde agenda y lista de tareas compiten por quién es la más grande. «Llegar a todo» suele ser nuestro principal objetivo, cuando deberíamos fijarnos en otros rincones más importantes.

Cuando uno se asoma o comienza una semana saturada de eventos y tareas lo primero que siente es vértigo, aprensión y agobio («¿podré con todo?»). Son sensaciones muy humanas pero nada prácticas. Sacúdete el “drama” de encima porque uno piensa, ve y actúa con más claridad cuando está tranquilo y sereno. Analiza tu plan de trabajo fríamente, localiza los puntos más calientes y empieza sin lamentos.

1. Distingue objetivos y tareas

Una semana apretada es como un día cargado de trabajo sólo que con cuatro días más. Así que las ideas básicas con las que ya trabajas siguen ahí: el primer paso es identificar, distinguir y separar. Del mismo modo que en un restaurante examinas la carta y preguntas antes de pedir, haz lo mismo con tu semana. «Tengo que hacer mil cosas» no es un análisis muy preciso ni una frase que te ayude a ver entre todo lo que tienes que hacer.

  1. Identifica y visualiza tus objetivos: no todo es lo que tienes que hacer sino lo que quieres conseguir.
  2. Distingue y separa tus tareas: NO todas son iguales, no todas te piden lo mismo y te dan lo mismo (esfuerzo-resultados-objetivos).

Separa lo que TIENES que hacer, lo que DEBES hacer y lo que TAL VEZ puedes hacer. Distingue entre tareas Clave, tareas Menores, tareas Complementarias, tareas Repetitivas y hasta tareas Basura.

Esa necesaria separación te ayudará a identificar el “solomillo” de tu semana y a decidir reducir, posponer o eliminar ciertas tareas. Por ejemplo en esa semana habrá tareas que representen un lujo que no te puedes permitir, o bien decides reducir/posponer ciertas tareas que repites todos los días, porque literalmente te quitan tiempo para hacer cosas nuevas..

2. Desayuna 2 tareas Clave

Las tareas Clave son el verdadero corazón de tu trabajo. Tareas de valor que cuando las haces (bien) consigues resultados y avances. En esa semana tal vez te hayas propuesto «llegar a todo» pero donde primero tienes que llegar y además hacerlo de forma excelente, es a esas tareas. Cuídalas, no las arrincones, ponlas delante del resto y vuélcate en ellas.

Lo que me funciona a mí es esto: empieza todos los días como mínimo haciendo 2 de estas tareas. ANTES del Email, antes de redes sociales, antes de cualquier otra cosa o tarea complementaria o menor. Al empezar es cuando más y mejor puedes hacer; es cuando más despejado estás, y cuando menos actividad hay alrededor (reuniones, llamadas…). Después, el día se complica, y si no lo haces antes, terminarás por posponerlas o hacerlas de cualquier manera.

3. Identifica reuniones y salidas

Asómate a tu agenda y localiza en qué días (mañanas y tardes) tienes más eventos de este tipo. Reuniones internas, salidas fuera de tu trabajo, viajes o visitas, cosas que te van a alejar de tu mesa de trabajo y que te van a impedir trabajar. Primero por su naturaleza, porque cuando las haces no haces (reunirse no es hacer). Y segundo porque tienden a expandirse y quitarte tiempo real de trabajo para todo lo que tienes que hacer.

Para esos días tienes que bajar las expectativas porque en realidad vas a trabajar menos. Haz lo más importante antes de salir fuera, no pongas tareas Clave o de concentración cerca o próximas a esos eventos/salidas, deja un margen de seguridad entre eventos y entre eventos y tareas (para imprevistos), y ten preparadas algunas tareas menores o mecánicas para hacer en huecos entre reuniones, o por si hay retrasos o cambios de última hora.

Si tuviera que sintetizarlo en una sola idea diría: consigue cada día 2 horas de calidad donde ni tú mismo ni nadie te interrumpa.

4. Invierte en terminar y rematar

Esa semana tu “obsesión” debe ser terminar tareas, cerrar frentes, remachar cosas. Lo peor que puedes hacer es abrir más puertas y ventanas cuando lo único que te pemritirá avanzar es precisamente cerrarlas. Dejar las cosas a medias es como lanzar un bumerán; es algo que volverá y te golpeará con fuerza.

  • Antes de empezar una tarea pregúntate si realmente no podrías terminar otra.
  • Antes de avanzar pregúntate qué tareas han quedado a medias. Elige una y términala.
  • Antes de dejar una tarea a medias pregúntate si no hay forma de terminarla ahora.

5. Garantiza tiempo de calidad

La atención, la concentración, el enfoque, la intensidad… puedes darle el nombre que quieras pero es tu mayor y más poderoso aliado en semanas así. La atención te hace pensar y actuar más rápido, encontrar antes mejores ideas, desatascar antes problemas o fallos, y te permite no dejar las cosas a medias. Así que todo aquello que vaya en su contra sólo sirve para multiplicar la complejidad de esa semana.

Distracciones, multitarea e interrupciones son tus mayores enemigos, y más en semanas así. Los dos primeros puedes combatirlos tú mismo, mediante sencillas medidas anti-distracciones que están en tu mano: ú mismo puedes ponértelo MUCHO más fácil.

Para las interrupciones que provocan otros puedes adoptar otras medidas:

  • Ten reuniones contigo mismo. Bloquea tiempo en tu agenda, reserva una sala y reúnete a solas contigo. Nadie te interrumpirá.
  • Aprovecha más el arranque del día, es cuando tus compañeros te interrumpen menos.
  • Pídeles concentración sobre todo en ciertos momentos. Explícales cómo es tu semana y la necesidad de sacar tareas adelante. La gente es muy comprensible cuando uno se toma la molestia de explicar las cosas.
  • Pídeles que conviertan interrupciones en emails. Es mejor que te pidan o consulten por Email (que luego tú decides cuándo abrirlo) que no partan tu concentración por la mitad.
  • Y si te interrumpen, sé todo lo directo y breve que puedas, anota lo que te pidan y vuelve como un rayo a lo que estabas haciendo.

Si tuviera que quedarme con sólo una cosa o sintetizar todas estas ideas en una sola frase para semanas así, diría esto: consigue cada día 2 horas de calidad donde ni tú mismo ni nadie te interrumpa.

Los 10 errores que no debes de cometer en una entrevista de trabajo

A través del blog Orientadores Palencia nos alertan de los 10 errores más comunes que podemos cometer en una entrevista de trabajo. Toma nota:

1.- Mostrarte sin preparación alguna.Generalmente, cuando te llaman para una entrevista de trabajo lo hacen con algunos días de anticipación. Esos días son el momento ideal para que aprendas todo lo referente al puesto que estás solicitando, a la empresa e incluso sobre la persona que te hará la entrevista. Así podrás ganar puntos por sobre otros candidatos. Mostrarte sin ningún tipo de preparación es como decirle al reclutador que no te interesa el puesto.

2.- Hablar de más. Para saber si eres la persona adecuada para el puesto, te harán varias preguntas referentes a tu experiencia laboral, pero también respecto a tu vida personal. Uno de los grandes errores es “hablar de más” y contar casi tu vida entera. Debes tomar en cuenta que unas cosas son perfectas para comentarse en una fiesta, pero no cuando estás pidiendo trabajo. Aprende a ser discreto.

3.- Quedarse callado. Está bien que seas discreto en cuanto a información muy personal, pero lo que estás haciendo en esa entrevista es venderte, y si no tienes nada que decir seguramente no pensaran en ti como candidato. Así que hay que dejar atrás la timidez y empezar a hablar bien sobre ti mismo.

4.- Mentir. Bien dicen que todo cae por su propio peso, así que piensa las cosas bien antes de decir alguna mentira. Es común que la gente suela exagerar su hoja de vida, pero las empresas suelen investigar los antecedentes de la persona que les interesa contratar, así que es preferible que obtengas un empleo por quien eres que por lo que inventaste. Ya que, al final, seguramente, se darán cuenta de la realidad.

5.- Autoexluirse del puesto. Cuando se trata de encontrar empleo hay que tener las opciones abiertas, hay que tratar de adaptarse al puesto que estamos solicitando, porque si damos a entender que estamos sobrecualificados, si criticamos o si sugerimos ideas de cambio desde el principio, seguramente se tomará como una muestra de arrogancia y pretensión que nos sacará inmediatamente del lugar.

6.- Mostrarse con una apariencia descuidada. Dicen que la primera impresión es la que cuenta, y eso aplica de manera severa en las empresas. Cuando están buscando reclutar personal, son de igual forma fijados en la experiencia como en la apariencia del candidato. La empresa siempre quiera al mejor representante que pueda encontrar, por lo que una buena presentación es imprescindible.

7.- Llegar tarde. Como parte de la primera impresión, los reclutadores no se podrán quitar de la mente que el día de la entrevista llegaste tarde, y lo verán como un foco rojo de que así será tu comportamiento si te quedas en la empresa, y no hablamos solamente de llegar tarde al lugar de trabajo sino también de ser impuntual en la entrega de trabajo. “Es como cavar tu tumba”.

8.- Estar nervioso. Confianza y seguridad es lo que la compañía a la que quieres integrarte está buscando. No demuestres que estás nervioso con “pequeñas” cosas como morderte las uñas, hacer sonar los dedos o cualquier otra cosa que se te ocurra. Recuerda que nada pasa desapercibido.

9.- Exagerar la confianza. Está bien que te sientas seguro y creas que eres ideal para el puesto, pero no lo demuestres de manera exagerada, y no le hables al entrevistador por su nombre propio a menos que te lo pida. También toma en cuenta a todas las personas del lugar, ellas podrían influir en la decisión de si te quedas o no.

10.- No pensar a futuro. Así como el currículum (que no dice todo de ti), la entrevista es sólo una parte del proceso que te llevará a tu trabajo deseado. Recuerda que tras de ella debes tomar en cuenta si los valores, la filosofía, la cultura y demás aspectos de la empresa son compatibles con los tuyos y te dejarán crecer dentro de la misma. Si no coinciden, probablemente es mejor que sigas buscando.

Curso Redes Sociales

Este nuevo año viene cargadito de novedades en Multimets Formación, para empezar el año tenemos programado un curso de Community Manager destinado a trabajadores en activo y subvencionado por la Fundación Tripartita para la Formación y el Empleo.  El principal objetivo del curso es que las empresas que deseen implantar  o mejorar el uso de las Redes Sociales como canal de comunicación empresarial o comercial obtengan los conocimientos necesarios para exprimir la social media.

Al final el curso el alumno habrá adquirido los conocimientos y habilidades básicos para ser Community Manager de su marca. Conocerá las herramientas necesarias para gestionar la marca comercial Redes Sociales. Habrá aprendido en que se basa el desarrollo de una estrategia empresarial en la Red y estará preparado para entender cómo rentabilizar el uso de Redes Sociales en las Pymes y microempresas.

El contenido del curso será:

  1. Introducción al Social Media
  2. Branding. herramientas de Google.
  3. Facebook en la empresa.
  4. Twitter en la empresa.
  5. Otras Redes Sociales, Youtube, Linkedin, etc.
  6. ¿Qué es un Social Media Plan?

Como hemos comentado anteriormente el curso es para trabajadores en activo totalmente GRATUITO subvencionado por la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo.

Horario:

  • De lunes 30/01/12 al 13/02/12 de lunes a jueves de 20:00 a 22:00.
  • De lunes 30/01/12 al 13/02/12 de lunes a jueves de 15:00 a 17:0.0
  • Del viernes 02/02/12 al sábado 17/02/2011. Viernes de 17:00 a 20:00 y sábados de 10:00 a 13:00.

+info: info@multimets.com ó tel. 965 635 808

El videocurrículum

En tiempos de crisis como el que esta atravesando en estos momentos las cosas se complican a la hora de buscar trabajo.

En los últimos años ha surgido un nuevo modelo de currículum, que aprovecha al máximo las capacidades que el mundo digital puede ofrecer: el videocurrículum. El videocurriculum no es más que una presentación en video en la que el aspirante a un puesto habla de si mismo, de sus aptitudes y sus habilidades, de sus logros y sus ambiciones. Es una especie de “video promocional” de cada uno, podríamos decir.

Si estas interesado en crear tu propio videocurriculum a continuación te dejamos algunos consejos que deberias de seguir a la hora de crear el tuyo.