Multimets Formación

Just another WordPress.com site

Automotivación y desarrollo personal.

A través del blog Productividad Personal nos ha llegado una genial entrada donde el autor resume los puntos más importantes del libro “El Tao de la Motivación” . Una interesante lectura que acaba de convertirse en uno de nuestros libros de cabecera.

En el libro El Tao de la motivación, inspírate a tí mismo y a los demás, publicado inicialmente en 1999 (título original The Tao of Motivation) Max Landsberg, a través de un relato, explica el proceso de la motivación que, según él, es un proceso repetitivo con las siguientes fases:

  1. Visión. Es la chispa que da energía a todo el circuito de la motivación, así que debe de ser poderosa. Landsberg la define como “una imagen atractiva de la meta y de las principales etapas del viaje”. Tenemos que utilizar la imaginación para elaborarla e implicar a todos los sentidos que sea posible. La prueba de fuego para saber si la visión es adecuada es ver si nos sirve para crear un plan de acción muy simple (una página).
  2. Ímpetu. Algo que nos convence de que tenemos que actuar y superar la tendencia a dejar las cosas para mañana, entre las fuentes que cita el autor de este ímpetu están el dinero, el poder, el sexo, la envidia, el orgullo, el deber, el crecimiento y el éxito.
  3. Confianza. Una vez que tenemos nuestra visión elaborada, al mantenerla con fuerza aumentaremos la fe en ella y nuestra confianza. Se explica en este libro diciendo que hay que cuidarla como hay que cuidar un jardín: plantando semillas (repasar y reforzar la visión, recordando éxitos anteriores), alimentándolas (buscar feedback positivo, cuidar la mente escuchando música o meditando, y el cuerpo haciendo ejercicio físico) y arrancando las malas hierbas (catalogar los elementos que minan nuestra confianza y erradicarlos, como pasar tiempo con gente negativa o no reservar tiempo para nosotros mismos).
  4. Dar el salto. Llegará el momento en que tendremos que pasar de las palabras a los hechos y emprender una acción que nos acerque a nuestra visión. Si el paso anterior era cuidar un jardín, este es saltar a una piscina, primero hay que preparar el salto o llenar la piscina (desarrollar la visión, buscar ayuda adecuada, elegir bien el momento de actuar). Entre la batería de frases que se proporcionan para ayudarnos en este momento crítico de dar el salto, la mejor para mí es una cita de Shakespeare, la respuesta de Lady Macbecht cuando Macbecht le pregunta ¿y si fracasamos?: “¡Fracasar nosotros! Apretad los tornillos de vuestro valor hasta su punto firme y no fracasaremos”. Aconseja el autor tener un arsenal de frases e imágenes que ayuden a superar las dudas en este momento crítico del salto o paso a la acción.
  5. Consecuencias y obstáculos. Después de que hayamos empezado a hacer cosas, dando el salto, empezaremos a cosechar resultados. Debemos ver las consecuencias positivas como pasos hacia la visión, dejando así que nos motiven. Los obstáculos han de verse como oportunidades de mejorar el resultado final.
  6. Responder al feedback.En este apartado se dan unos consejos para rellenar nuestros depósitos de confianza, a cuenta del feedback que recibimos de los demás y de nosotros mismos, justo antes de volver a iniciar el círculo y revisar la visión:
    • Fomentar el apetito por lo agridulce. Tanto nos debe ayudar a mejorar el feedback positivo como el negativo.
    • Reeditar nuestro diálogo interno.
    • Reorientar nuestras creencias.
    • Practicar el autoelogio.

El círculo virtuoso de la motivación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: